lunes, 13 de octubre de 2014

Cerebro-Corazón-Manos: La triple intersección que hace del aprendizaje un proceso transformador para el individuo y la sociedad.






Es verdad, "aprendemos haciendo y que el cerebro esta conectado al mundo físico a través de las manos". Pero en esta imagen falta el corazón. No nos sirve de nada tener manos sin cerebro o cerebro sin corazón. Cerebro-Corazón-Manos, esa es la triple intersección que hace del aprendizaje un proceso transformador, no sólo para el individuo, sino para la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario