viernes, 6 de diciembre de 2013

Marco Teórico del "abcdespañol". La Lúdica como Herramienta Pedagógica.

© Javier González Quintero
   Catalina González Echeverri

El modelo abcdespañol fue creado en 1982 con el objetivo de desarrollar las destrezas de lectura, escritura y comprensión matemática en niños/as, jóvenes y adultos. El modelo también ha sido empleado en procesos de aceleración del aprendizaje con niños/as y jóvenes entre los 10 y los 17 años de edad, que por diversas situaciones no tuvieron acceso a desarrollar dichas destrezas de manera oportuna; educación inclusiva, educación bilingüe (Español e Inglés) y educación indígena bilingüe (Lenguas Indígenas, Español e Inglés).


El “abcdespañol -El Juego de la Lectoescritura-" es un modelo que introduce elementos tecnológicos en el proceso de aprendizaje a través de la lúdica, utilizando los Juegos-Herramienta “abcdespañol” y “ABC DE la matemática”, y en el caso de educación bilingüe se incluye también el “abcdEnglish”.



El modelo está basado en el juego y en el trabajo colectivo, permitiendo el aprendizaje cooperativo mientras cada uno de los estudiantes aprende a su propio ritmo. Su componente lúdico permite obtener resultados en las diferentes dimensiones del desarrollo humano: a) a nivel cognoscitivo desarrolla los procesos mentales como el pensamiento lógico, lenguaje, atención y memoria, observación, descripción, relación, clasificación, autocorrección, inferencias, transferencias, elaboración y seguimiento de instrucciones, formulación y comprobación de hipótesis y solución de problemas, b) en el campo socioafectivo desarrolla habilidades sociales como la comunicación, las relaciones interpersonales positivas, la facilidad para llegar a acuerdos, la autocrítica, la cooperación, la solidaridad y empatía, el respeto por los demás y el trabajo en equipo., y c) en la dimensión psicomotríz facilita el desarrollo de la motricidad y la coordinación visual-motora facilitando mayor equilibrio, ritmo y orientación en los movimientos.



El “abcdespañol” desarrolla un proceso sistemático, al interior del cual da prioridad al aprendizaje y al goce del conocimiento, incorporando durante su ejecución los siguientes ejes:



• Desarrollo del pensamiento lógico

a. Reconocer reglas o normas que exige el juego o acción
     colectiva.
b. Interpretar símbolos icónicos.
c. Desarrollar la memoria mediata.
d. Elaborar procesos de abstracción.


• Hábito de procesar información 

a. Producir el paso de lo sensorial hacia lo racional; de lo
     concreto hacia lo abstracto; de lo empírico hacia lo teórico.
 b. Organizar un proceso sistemático de aprendizaje, reforzado 
     en la auto-evaluación objetiva e inmediata.
 c. Categorizar contenidos con base en el orden de dificultad y en 
     las características de la asimilación consciente.


• Aprendizaje de la lecto-escritura y de la matemática

a. Interpretar y representar la realidad por medio de símbolos y de 
    signos alfabéticos y numéricos socialmente aceptados.
b. Relacionar imágenes con imágenes; imágenes con palabras;
    palabras con palabras.
c. Interpretar, relacionar y organizar sonidos, formas, palabras,             frases y párrafos.
d. Interpretar, calcular y graficar cantidades, numerales, 
   operaciones, problemas, así como el desarrollo del pensamiento      espacial y estadístico. 


• Aprendizajes sociales

a. Valorarse y valorar a los otros en el establecimiento de
    relaciones enriquecedoras para la adquisición del conocimiento.
b. Tomar decisiones asertivas pensando en el bienestar propio y
    del grupo.
c. Respetar y valorar las diferencias de las personas con quienes 
    interactúa en su Círculo de trabajo y en todo el grupo.
d. Establecer acuerdos que beneficien el crecimiento grupal y
    permitan la construcción del conocimiento conjunto.
e. Manejar los conflictos de forma pacífica y constructiva, viendo 
    en ellos posibilidades de crecimiento y cambio.
f.  Establecer un diálogo constructivo con las personas que integran
    su Círculo de trabajo y con su educador, escuchando atentamente     los argumentos ajenos y expresando de forma asertiva, con
    claridad y firmeza los propios puntos de vista.


• Desarrollo de competencias personales

a. Responder constructivamente ante las emociones propias y las de
    los demás.
b. Fortalecer el desarrollo de la autoestima a través de la vivencia 
    de experiencias exitosas y significativas en su proceso de 
    aprendizaje
c. Superar posibles experiencias anteriores de fracaso que limitaron
    la adquisición de la competencia de lecto-escritura y
    y pensamiento lógico - matemático.


El modelo “abcdespañol” está organizado en dos etapas de aprendizaje, de acuerdo a la complejidad de los contenidos. Cada etapa consta de cinco pasos, que corresponden a determinados principios lingüísticos a enfatizar. Cada uno de los pasos, tiene tres movimientos, acordes a aspectos didácticos, lingüísticos, epistemológicos y pragmáticos. 



Por la estructura y la relación de los componentes, el modelo “abcdespañol” puede catalogarse dentro de la corriente constructivista. Responde, además, a la teoría cognoscitiva en la vertiente del aprendizaje significativo, en la medida en que hay un descubrimiento del conocimiento que se va conectando con los nuevos elementos que asimila el estudiante, con sentido, durante el proceso. Otra teoría que alimenta esta propuesta educativa es la del aprendizaje comprensivo que, según los sicólogos Ausubel y Novak, rompe con el memorismo tradicional, con lo cual el aprendizaje es, además, integrador y autónomo. Además de la forma como el conocimiento en si se da, el modelo “abcdespañol” también se interesa en establecer un contexto de aprendizaje social y culturalmente relevante, lo que hace a través del juego, la valoración de las experiencias de los que aprenden y, en especial, la valoración del error. 



Principios teóricos:



a) La Lúdica como Herramienta Pedagógica



El modelo “abcdespañol” basa su propuesta en lo que llamamos “Juegos-Herramienta para aprender a pensar”, los cuales permiten “aprender haciendo”. A través del proceso lúdico se genera una interacción constante que estimula la creatividad y la espontaneidad, dando espacio a expresiones afectivas y sociales, con su consecuente  necesidad de establecer reglas. 



La presencia de lo lúdico y las actividades de juego dentro de los espacios de aprendizaje es un camino privilegiado para alcanzar objetivos y metas, a la vez que permite la construcción de ambientes motivantes, de socialización, respeto y placer. La conciencia y recuperación de lo lúdico como dimensión del desarrollo del ser humano, representa la posibilidad de reconstruir la relación interior profunda y productiva con la creatividad, la capacidad de asombro, la adquisición significativa de aprendizajes y la construcción de competencias para la vida.  Así, además de los logros cognitivos, es decir del aprendizaje efectivo de la lectoescritura y la matemática, el diseño lúdico del “abcdespañol” como herramienta pedagógica, genera alto grado de socialización, con la consecuente capacidad de tolerancia, participación, colaboración y solidaridad.



b) Aprendizaje Cooperativo y Contexto Sociocultural

La relación entre aprendizaje colectivo (realizado durante la utilización de los Juegos-Herramienta) y la aplicación individual (en las Cartillas Complementarias), potencia la razón del aprendizaje significativo, al permitir que los nuevos conocimientos se incorporen en forma sustantiva en la estructura cognitiva del alumno.


Vigotsky, en su teoría sociocultural, resalta el valor de las interacciones sociales y de la construcción del conocimiento a partir de éstas. Para Vigotsky, el desarrollo de las funciones psicológicas superiores se da primero en el plano social y después en el individual. Este supuesto se observa en el trabajo grupal durante el juego, en los movimientos uno y dos de cada paso; y luego consolidando lo aprendido en la interacción con el otro. El tercer movimiento, que es individual, se aplica en la Cartilla Complementaria.

No hay experiencia educativa, por autónoma que sea, que no esté mediada por experiencias sociales. Las experiencias cooperativas de aprendizaje por descubrimiento, promueven la articulación del pensamiento al requerir la expresión y fundamentación del pensamiento, y exigen la coordinación de la acción individual con la de los demás. Experiencia que favorece los descubrimientos cognitivos (Vigotsky 1979; Forgas 1981). 


Teniendo en cuenta lo anterior, es posible considerar que la lectura y la escritura son objetos de conocimiento y, en palabras de Vigotsky, “parte de las funciones superiores del ser humano”. Quien se acerca a estos dos procesos se convierte en un sujeto que pone en funcionamiento sus habilidades para elaborar sucesivas hipótesis, a partir del contacto con los otros, en ambientes significativos.

En la metodología “abcdespañol” el aprendizaje a través de las interacciones con otros individuos, representa la posibilidad de realizar el tránsito de lo social a lo individual en la construcción del conocimiento. Y, a través del aprendizaje con otros, se desarrolla la responsabilidad individual y la autonomía, los cuales se logran a través de los procesos de interiorización y, como lo propone Vigotsky, generando la Zona de Desarrollo  Próximo –ZDP-,  definida como la distancia entre el nivel real de desarrollo y el nivel del desarrollo posible, alcanzado mediante la solución de problemas con la dirección de un educador o la colaboración de otros compañeros más diestros. 
  • Aprendizaje y Desarrollo del Pensamiento 
Como plantea Dewey (1933), es el enfrentamiento con la dificultad, con la incertidumbre, con el problema, de donde emerge el proceso reflexivo que obliga a extender, a diferenciar, a reformular conocimientos previos y configurar nuevos. Es mediante este proceso de verificación de hipótesis a problemas formulados en los tres Movimientos de cada uno de los cinco Pasos del método “abcdespañol”, como el individuo reestructura sus esquemas mentales, incorporando los nuevos aprendizajes, utilizando el método científico en la solución de problemas planteados en el juego. El proceso que enfatiza el método “abcdespañol” desarrolla habilidades de pensamiento crítico y pensamiento científico, herramientas fundamentales en la adquisición de futuros aprendizajes. 
  • Derecho a  la Equivocación – Importancia del Error
El aprendizaje por descubrimiento va asociado a la “productividad cognitiva del error” (Barrón 1989). De acuerdo a Piaget “un error corregido puede ser más fecundo que éxito inmediato” (Piaget 1981; Gil y Cascarrosa 1985). Por ello, el error es un recurso pedagógico fundamental que posibilita el acceso a conocimientos superadores de los anteriores. Así, el método “abcdespañol” posibilita y rescata el papel pedagógico del error en dos momentos. Uno, al no verlo o entenderlo como algo “negativo” y que debe ser eliminado. Y dos, porque fomenta el aprendizaje donde el error posibilita una reflexión sobre la acción, una autoevaluación que conlleva a descubrir el ”error” y un discernimiento que permite  encontrar la respuesta correcta; para finalmente sugerir una respuesta nueva que debe ser verificada (“resolución comprensiva”), permitiendo así el aprendizaje significativo. El “abcdespañol” no motiva el aprendizaje por “ensayo y error” (Glaser 1974; Muños 1985) donde la solución se encuentra “por casualidad” (Ausbel y col. 1983; Bruner 1961), sino que ve el error como una oportunidad importante de cuestionar lo que se sabe y se conoce, para construir y articular nuevos conocimientos. 
  • Desarrollo de los Hábitos de la Mente
Por su estructura y relación de los componentes del juego, el método “abcdespañol” permite el desarrollo de lo que se conoce como “Hábitos de la Mente”, dentro de los que encontramos: Manejo de la impulsividad, Escuchar a otros, Desarrollo de la empatía, Flexibilidad de pensamiento, Metacognición, Exactitud y Precisión.
  • Fortalecimiento de la Autoestima
La autoestima es el pilar fundamental para un desarrollo personal integral y para la construcción de un proyecto de vida sólido, exitoso y orientado al ejercicio de una ciudadanía responsable, respetuosa de los derechos humanos y la convivencia pacífica.
Dentro de cualquier actividad educativa, como generadora de procesos de socialización y desarrollo integral, es necesario trabajar en el fortalecimiento de la autoestima de quien aprende, empezando por lograr su confianza en la posibilidad de adquirir nuevos conocimiento útiles para la vida y en su capacidad de acción o autoeficacia como lo diría Nathaniel Branden.


En resumen, la metodología “abcdespañol” parte de considerar que dentro del proceso de alfabetización quien aprende debe experimentar situaciones de éxito en cada una de las etapas, pasos y movimientos que la integran, así como consolidar la construcción de la confianza en su aprendizaje y en sus capacidades. 



Teniendo en cuenta lo anterior, la metodología “abcdespañol” presenta cuatro planteamientos básicos: 

  • Dar prioridad al aprendizaje, recordando que todos  aprendemos de todos.
  • El ambiente del aprendizaje amable, compartido, efectivo y        profundo que promueve el “abcdespañol” como herramienta     pedagógica, apunta hacia el logro de los 4 pilares de la Educación: Aprender a Hacer – Aprender a Aprender – Aprender a Convivir y   Aprender a Ser.  Hoy se habla,  además, de Aprender a Emprender, es decir, a tomar iniciativas autónomas y eliminar rutinas inconscientes.
  • Recordar que “método” es sinónimo de “camino” y que los mejores   caminos deben indicar hacia dónde conducen, ser transitables y contar con las señales pertinentes.
  • Destacar que el proceso prima sobre el resultado.
Perfil deseado del docente o Facilitador.


El Facilitador debe estar dispuesto a brindar su ayuda a cada persona para que desarrolle su máximo potencial de aprendizaje y de esta forma lograr la conformación de un grupo cohesionado y productivo. Debe contar con ciertas características que animen a los integrantes del grupo a participar en las actividades y a aceptar los retos propios del proceso de aprendizaje, tales como: 

  • Ser comprensivo y aceptar las características y diferencias de los demás. 
  • Motivar al grupo para que establezca normas básicas de convivencia y la participación. 
  • Conocer a cabalidad el material de trabajo y saber preparar las sesiones de aprendizaje. 
  • Ser flexible, pensar y actuar de forma creativa. 
  • Respetar los sentimientos de los demás y ser sensible a sus necesidades. 
  • Aprender a llegar a acuerdos sin necesidad de imponerse. 
  • Posibilitar diferentes alternativas de aprendizaje. 
  • Estar dispuesto a aprender de los errores. 
  • Ser buen comunicador. 
  • Escuchar y demostrar que las opiniones de los demás tienen valor.
Nivel educativo del Docente o Facilitador


Bachiller con experiencia en procesos de desarrollo comunitario, con asertividad social y alto sentido de pertenencia con la localidad en la que se desarrolle el proceso. En algunas circunstancias específicas, la metodología puede ser utilizada con éxito por cualquier persona que sepa leer y escribir y tenga el deseo de ayudarle a otras a lograr esos aprendizajes. Así mismo en casos específicos puede ser empleado por voluntarios.