martes, 23 de abril de 2013

Aprender Jugando


Todos los juegos, para que sean tales, tienen características comunes: son libres, autónomos, pueden repetirse, exigen un orden. Y el abcdespañol como juego didáctico tiene ingredientes claramente determinados; reglas internas muy bien estructuradas y propósitos fácilmente evaluables.

Las reglas internas permiten que el juego desarrolle las capacidades que exige el quehacer colectivo y las cartillas permiten la aplicación individual de los descubrimientos logrados en el trabajo grupal. Este juego contiene códigos que orientan el aprendizaje bajo los principios de la teoría del conocimiento. No permite saltos, todo está conectado dentro del método, pues al fin y al cabo, método es camino y los caminos deben ser luminosos, amables, claros y sobre todo: deben conducir a un sitio determinado, al objetivo o propósito al cual se desea llegar.

La práctica nos ha mostrado que el “abcdespañol- El Juego de la Lectoescritura-“ es el goce del conocimiento, es la alegría del descubrimiento colectivo y de la reflexión individual.

En el ejercicio de participación sin miedo- porque el Juego es un terreno de libertad- los aprendices comparten apreciaciones sobre imágenes de la vida cotidiana; maneras de ver el mundo; expresiones vitales; historias personales; palabras sueltas y en contexto; letras; sonidos y ritmos; combinaciones con sentido….Juegan con códigos; siguen instrucciones no verbales y verbales; reconocen y establecen normas; descubren la relación del todo con sus partes y ensamblan piezas para conformar la unidad. Están inmersos en el Juego del análisis, de la síntesis; de la deducción, de la inducción. Caminan por el territorio de la inferencia, sin usar esta palabra en su vocabulario habitual, porque primero están los hechos, las cosas; luego se les da nombre. Así funciona el abcdespañol: de lo concreto hacia lo abstracto; de lo sensorial hacia lo racional; de lo empírico hacia lo teórico…y viceversa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario